¿Cómo conducir de una forma más eficiente?

el 1 febrero, 2018 Consejos para el transporte, Legislación, Medio ambiente, Sin categoría con 0 comentarios
Conducción eficiente

Nuestra forma de conducir es el principal detonante del consumo de cualquier vehículo. Cuando este aumenta, se elevan las emisiones de gases nocivos, lo que provoca un incremento de la contaminación. Para evitar que esto suceda es muy importante conducir de una manera eficiente.

¿Qué debemos hacer para conseguir una conducción eficiente?

El aire acondicionado es uno de los accesorios que más incrementa el consumo, por ello no hay que bajarlo de los 22º.

No llevar las ventanillas bajadas, ya que el aire se opone al movimiento del vehículo.

Llevar el mantenimiento del vehículo al día también es fundamental, un mal estado de los neumáticos o del motor, así como una mala distribución de la carga también provocan que el consumo se dispare y, por tanto, la contaminación.

Iniciar la marcha siempre en la primera velocidad y cambiar inmediatamente a la segunda.

Circular con las marchas más largas y a bajas revoluciones.

Tratar de conducir de forma suave, sin hacer movimientos bruscos. Ligado a esto, respetar las distancias de seguridad, para no tener que realizar dichos movimientos.

En los tramos con pendiente no pisar el acelerador, sino dejar que el coche corra por su propia inencia y siempre con la marcha metida, nunca en punto muerto.

Cuando hay demasiado tráfico, siempre llevar la marcha más larga que nos permita mantener la distancia de seguridad.

Cuando tenemos el coche parado durante más de un minuto, apagar el motor para ahorrar emisiones innecesarias.

Por último, otra opción más interesante en la utilización de vehículos eléctricos o aquellos que empleen biocombustibles, aunque su uso todavía no está lo suficientemente extendido.

 

Si cumplimos con esto conseguiremos que:

  • La conducción se vuelva más confortable y se reduzca la tensión, ya que se evitan los acelerones y frenazos bruscos.
  • Se ahorre combustible al llevar el coche de forma más tranquila.
  • Se reduzca la contaminación, así mejora la calidad del aire que respiramos.

Adoptando todas estas medidas lograremos cumplir nuestro objetivo y ganaremos en salud y por qué no, también económicamente.

Añadir comentario